Llamada a la acción

Un truco brillante para que tus lectores comenten, compartan y compren

Más comentarios. Más acciones. Más ventas. Todos los blogueros queremos eso.

Si eso es lo que quieres, entonces seguramente necesites mejorar tu redacción.

Independientemente de si estos textos son artículos informacionales o transaccionales, si vendes productos físicos u online.

Siempre, tienes que convencer. 

Y con este pequeño truco, podrás redactar textos más atractivos.

Pero, ¿cuál es este truco?
Preguntar.

¿Por qué siempre deberías preguntar?

¿Preguntar?

Si. Preguntar.

Tienes que pedirle a tu lector que realice una acción específica.

Esta pregunta también tiene un nombre en la jerga técnica: llamada a la acción. 

Una llamada a la acción puede ser un texto: «Ahora haga clic en el botón amarillo». O el botón en sí, etiquetado como «Haga clic aquí».

Pero, ¿por qué es tan importante?

Por qué necesitas una llamada a la acción

Si está escribiendo un texto es conveniente tener una llamada a la acción del lector.

‘‘Tienes que decirle a tu lector exactamente qué hacer a continuación, cómo hacerlo … y tiene que hacerlo ahora.’’

De lo contrario, los resultados no serán tan óptimos.

Eso fue lo que descubrieron los viejos redactores publicitarios, cuando todavía enviaban sus contenidos transaccionales por correo. Pero también en ese momento, necesitaban una llamada a la acción.

Si observamos este concepto en una publicación de blog.

Esta publicación, puede llamar nuestra atención con el título y la introducción. Su lector lee con diligencia frase por frase.

Al final del día, piensa en dejar un comentario. Pero no está seguro. Su tiempo es precioso.

Una buena llamada a la acción en ese momento motivaría al lector a saltar ese último obstáculo.

Por ejemplo, «Deja un comentario ahora», lo que podría aumentar tus comentarios.

(Sí, realmente es así de simple a veces).

Pero también necesitas una llamada a la acción con un texto transaccional.

Nuevamente generas atención con el titular y con la introducción. Luego llegas a la parte principal, las propiedades y los beneficios.

Al final, el lector tiene que volver a pasar por el último aro, pero duda. Una vez más, no está seguro. ¿Debería actuar? Después de todo, se hacen mucha obscenidad en Internet.

Una llamada a la acción suave podría ayudarlo en este punto.

Por qué necesitas ser específico

El antiguo redactor publicitario Gary Halbert describió su llamada a la acción del modo más claro posible.

Si deseas que el lector actúe, tu llamada a la acción debe ser clara. Como lector, necesitas saber exactamente qué hacer a continuación, sabiendo exactamente qué es lo que sigue.

Por favor, no me dejes en la oscuridad.

Solo ten en cuenta que siempre debes ser lo más claro y directo posible con tu llamada a la acción.

Cuando escuchas todo esto por primera vez, suena muy extraño.

Piensas para ti mismo:

‘‘Esto no puede ser. Se supone que debo decirle a la gente exactamente qué hacer. ¿Y eso funciona?.’’

Si, exactamente. es así.

Pero eso no se debe a la inteligencia de tu lector…

Por qué tus lectores no son estúpidos

Una llamada a la acción generalmente no tiene nada que ver con un comportamiento poco ético o con técnicas de venta embaucadoras.

Tu lector tampoco es estúpido, nada más lejos de la realidad.

El problema no es la inteligencia. Es el momento.

Cuando Lars Reader está en Internet, el chat de Facebook suena cada 2 minutos. Las notificaciones de Twitter suenan cada 5 minutos. Y las lindas fotos de gatos ya lo están esperando en Instagram.

Para ti está claro, es obvio qué es lo que tiene hacer a continuación: deje un comentario o presione el botón de compra.

Pero eso está lejos de la realidad, puede que para ti sea claro, pero para él no.

Y no hay nada condescendiente en decirle a tu lector qué hacer a continuación de una manera sencilla.

Por qué ser claro y directo no siempre es ser condescendiente

La cosa es simple, Lars Reader piensa en otras cosas cuando ve tu texto.

Tu texto no recibe toda la atención, solo tienes un instante para captar su atención.

No estudia tu texto con detenimiento. Solo lo escanea.

Esto también está relacionado con este artículo y el estudio que se describe en él. Si no tengo tiempo, quiero entender algo de inmediato.

‘‘Quiero entender de qué se trata de inmediato y quiero saber de inmediato qué hacer a continuación … y cómo hacerlo.’’

Así que siempre tenlo en cuenta. El camino hacia la meta es claro y directo.

Conclusiones

Si deseas más comentarios, más acciones y más ventas, debes pedirle a tu lector que realice una acción específica.

Y eso no tiene nada que ver con las técnicas de venta de alta presión. Tu lector tampoco es estúpido. Simplemente no tiene tiempo.

Lo bueno de la llamada a la acción es que puedes usarla de inmediato. Así que ponga al menos una llamada a la acción en cada artículo que escribas.

Piensa en una acción para que realice tu lector. Pregúntale sobre ello. Sé claro y directo.

¿Siempre usas una llamada a la acción en tus mensajes de texto?

¡Comparte el post con tus amig@s! 😉